España, a por la reválida

España, a por la reválida

La selección española sub-21 aspira a revalidar el martes en Jerusalén su corona de campeona de Europa frente a una Italia mucho menos convincente en juego pero que saltará al césped con la experiencia de siete finales y cinco títulos.

De cara al compromiso, que se celebrará a las 19.00 locales (16.00 GMT) en el estadio Teddy de Jerusalén ante unos 30.000 espectadores (hace días que está colgado el cartel de “no hay entradas”), Julen Lopetegui volverá a su estrategia “grupal” como mejor receta para seguir acumulando éxitos, aunque en el plano individual hay jugadores que no dejan de deslumbrar encabezados por el aún malaguista Isco Alarcón, que ha recibido unánimes elogios.

“La fuerza reside en el grupo” o “Tratamos de que lo individual juegue a favor del equipo” son algunas de las máximas del seleccionador nacional, táctica que le ha servido en este campeonato para llegar a la final con cuatro victorias y sin que el guardameta, David De Gea, haya tenido precisamente que esforzarse demasiado, si bien el portero del Manchester United fue clave también en el triunfo ante Holanda.

Los cero goles encajados hasta ahora por España (frente a los ocho marcados) y el dominio del balón en el centro del campo han demostrado que el juego ágil y sopesado impuesto por Lopetegui son su mejor arma ofensiva.

Una estrategia diametralmente opuesta a la de la “azzurra”, que, fiel a la tradición del fútbol italiano, basa su ataque en una defensa hermética con rápidos contraataques.

“Una buena defensa puede ser una de tus mejores armas si quieres ganar un campeonato o un torneo”, comentó en ese sentido el lateral derecho Giulio Donati en una entrevista a la UEFA.

España, que ya tiene otros tres títulos europeos en esta categoría, el último de hace dos años en la edición precedente jugada en Dinamarca, llega a la final confiada de sí misma y como favorita en todas las apuestas, una situación que los italianos podrían aprovechar frenando su juego para tratar de obtener un gol decisivo en los últimos minutos de partido, como hizo en la semifinal contra Holanda.

Lopetegui afirmó en rueda de prensa que su selección debe estar preparada para esos extremos porque, en cualquier caso, la final será un partido tremendamente disputado y competido y rebajó las expectativas de su selección porque “los dos tienen opciones”.

En la víspera del decisivo encuentro, el seleccionador aseguró que no tiene aún decidido el once inicial y que, desde luego, no entrará en analizar cuestiones “individuales”.

Se espera que mañana la “Rojita” salte al terreno de juego con un fórmula parecida a la del pasado sábado frente a Noruega, con la gran incógnita de si Lopetegui optará esta vez por Rodrigo o por Álvaro Morata en el once inicial.

Jugador revelación del torneo, el madridista se ha ganado a pulso su titularidad con cuatro goles -uno cada 41 minutos de juego-, dos de los cuales dieron la victoria a su selección. Aún así, en la semifinal, Morata sólo salió en sustitución de Rodrigo -que había marcado el 1-0- en el minuto 58 para marcar el 3-0 en el 90.

Sobre el rival de la final, Lopetegui no espera que Italia se encierre atrás y está convencido de que aunque no deje esa impresión es un “equipo muy fuerte” en ataque.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>