Momentos históricos de un torneo joven

Momentos históricos de un torneo joven

Con apenas 21 años de vida, la Copa FIFA Confederaciones posee ya un pasado repleto de emotivos recuerdos. FIFA.com rescata algunos de los momentos más destacados de este Festival de Campeones.

Arabia Saudí 1992: EEUU – Arabia Saudí
Al Bishi hace historia
Argentina, Estados Unidos y Costa de Marfil, además del país organizador, disputaron en Arabia Saudí la primera edición de un torneo que, en aquel entonces, se denominaba Copa Rey Fahd. Fahad Al Bishi, integrante del combinado anfitrión, fue el autor del primer gol en la historia de esta competición al transformar un penal en el partido inaugural contra EEUU (0-3). En la final, Arabia Saudí sucumbió por 3-1 ante la Albiceleste.

Arabia Saudí 1995: Dinamarca – Argentina
Pura dinamita
La selección nacional de Dinamarca no suele partir como favorita en los grandes torneos internacionales. Sin embargo, si hay algo que no se le puede reprochar a la Dinamita Danesa, es que siempre muestra su carácter explosivo. Ya en 1992 había dado la campanada al imponerse a Alemania, favorita y vigente campeona del mundo, en la final de la Eurocopa de Suecia. Tres años más tarde, el conjunto escandinavo volvió a alcanzar la gloria en el Festival de Campeones. Al ritmo de jugadores de la talla de los hermanos Laudrup, quienes contaban además con el acompañamiento de Bjoern Kristensen, Mark Strudal y Peter Rasmussen, la generación de oro danesa se deshizo de todos sus rivales en Riad. En la final, Argentina hincó la rodilla ante los goles de Michael Laudrup, desde los once metros, y de Rasmussen.

Arabia Saudí 1997: Brasil – Australia
Doble tripleta
La final de la tercera edición de la Copa FIFA Confederaciones entre Brasil y Australia prometía emociones fuertes, ya que ambos combinados habían saldado con un empate sin goles su compromiso en la fase de grupos. No obstante, la Seleção arrolló esta vez a su rival por un contundente 6-0 y, curiosamente, Ronaldo y Romario fueron los dos únicos goleadores del choque, firmando una tripleta cada uno. “Siempre hemos congeniado muy bien, pero en la cancha todavía más”, declaró Romario al término del encuentro a FIFA.com.

México 1999: México – Brasil
Un título histórico
El estadio Azteca es uno de los recintos más conocidos del planeta, y además ha sido escenario de algunos de los momentos más recordados en la historia del fútbol: desde el título mundial de Brasil en 1970, hasta la inolvidable acción individual de Diego Armando Maradona contra Inglaterra 16 años más tarde. En 1999 fue testigo de otro acontecimiento histórico, ya que México levantó allí su primer trofeo a nivel mundial. 110.000 espectadores llevaron en volandas a los suyos hasta una emocionante victoria por 4-3 contra Brasil, defensor del título.

Corea/Japón 2001: Francia – Brasil            
Revancha fallida
Campeona del mundo en 1998 y de Europa en el 2000, Francia también se ciñó la corona en el Festival de Campeones de 2001. Pero para ello, los Bleus tuvieron que derrotar a Brasil en semifinales, en lo que fue una reedición de la final de la Copa Mundial de Francia 1998. Al igual que sucedió tres años antes en París, Francia doblegó a su rival en Suwon (2-1), pese a no contar con varios de sus héroes del 1998, como Fabien Barthez o Zinedine Zidane.

Francia 2003: Brasil – Turquía
El campeón del mundo, eliminado
Sin duda, la gran sorpresa del torneo la protagonizó la selección de Turquía. La ausencia de muchos de sus jugadores más importantes, ya fuera por lesión o indisposición, obligó al seleccionador Senol Gunes a convocar a un grupo de jóvenes talentos. Fueron muchos los que pensaron que aquellos muchachos se verían desbordados ante semejante desafío, pero con el apoyo de una nutrida hinchada, tan colorida como ruidosa, el equipo turco desplegó un fútbol de muchos quilates en todos sus partidos. Tras vencer a Estados Unidos y caer ante Camerún, Turquía decidió tomarse la revancha ante Brasil en la última jornada de la fase de grupos por las dos derrotas sufridas en la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002. El combinado otomano logró un meritorio empate a dos contra el vigente campeón del mundo, al que apeó del torneo.

Francia 2003: Francia – Turquía
La tragedia que unió a la familia del fútbol
Sería muy difícil elegir el momento más bonito de la historia de la Copa FIFA Confederaciones. Sin embargo, no hay duda de cuál ha sido el más triste: la muerte de Marc-Vivien Foe el 26 de junio de 2003. Ocurrió en la semifinal entre Camerún y Colombia, cuando el jugador se desplomó sobre el césped y un súbito escalofrío estremeció a toda la familia del deporte rey. A partir de ese instante, lo deportivo quedó relegado a un segundo plano. El trágico suceso originó distintas muestras de solidaridad por parte del conjunto anfitrión, a la postre vencedor del torneo. Muchos de los jugadores franceses, que disputaron la semifinal contra Turquía en Lyon apenas unas horas después de recibir la fatal noticia, conocían a Foe de su etapa en la Ligue 1. Cuando Thierry Henry marcó el primer gol del partido (3-2 para los galos), el equipo francés lo celebró mirando al cielo en homenaje a su compañero. Después de imponerse a Camerún por 1-0 en la final, y sin apenas signos de alegría, el capitán de la selección francesa, Marcel Desailly, quiso que Rigobert Song, capitán de Camerún, recibiese junto a él la copa de campeón. Además, ambos combinados se situaron ante una enorme fotografía del desaparecido para rendirle homenaje.

Alemania 2005: Argentina – Brasil
Hinchas contra los elementos
La final de la Copa FIFA Confederaciones 2005 puso la guinda a un emocionante torneo. Con su contundente 4-1 sobre su archirrival Argentina, el cuadro brasileño confirmó nuevamente su potencial. Sin embargo, una tormenta estuvo a punto de aguar el triunfo más abultado de la Seleção contra la Albiceleste en 37 años, ya que la lluvia torrencial que caía sobre el techo del estadio empezó a calar y a caer con fuerza sobre el césped y las gradas. Seguro que otros aficionados menos comprometidos con la causa habrían optado por abandonar sus asientos, pero ambas hinchadas, así como el resto de espectadores que se habían dado cita en Fráncfort, aguantaron el chaparrón incluso después del pitido final para mostrar su reconocimiento a los jugadores.

Sudáfrica 2009: Irak – Nueva Zelanda
Un punto para la posteridad
Pese a su prematuro adiós, Nueva Zelanda logró un hito histórico: el empate sin goles contra Irak permitió a los Kiwis sumar su primer punto en doce partidos de torneos FIFA en categoría absoluta.

Sudáfrica 2009: EEUU – Brasil
Resurrección brasileña
A priori, parecía que los papeles de la final de Johannesburgo estaban bien repartidos. Por una parte llegaba Brasil, claro favorito y con dos títulos del Festival de Campeones en su haber. Por otra parte, Estados Unidos, considerado un rival asequible en estas lides. Sin embargo, el luminoso mostraba un sorprendente 2-0 al descanso a favor del conjunto norteamericano, que había desperdiciado numerosas ocasiones de gol en los primeros 45 minutos. Pero los favoritos salieron desatados tras el intervalo, voltearon el marcador y rompieron las estadísticas: a las órdenes del seleccionador Dunga, Brasil había perdido los cuatro partidos en los que su rival tomó una ventaja de dos goles. Finalmente, el resultado fue de 2-3 para la Seleção.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>